Anuncios

A lo largo de nuestra vida es posible que nos encontremos con una gran cantidad de personas que pues definitivamente pueden convertirse en esos seres especiales en nuestra vida, en nuestra parejas, sin embargo, pocas veces estas personas no se quedan para siempre sino que solo pasan por un instante y se van, nos dejan una lección y nada más.

Muchas veces esas personas se convierten en la persona que más amamos, ese ser que por tanto tiempo hemos estado buscando, una persona que nos ama, nos entiende, nos trata tal y como lo queremos, en fin, el hombre o la mujer ideal con la que tanto tiempo hemos estado soñando y esperando a que aparezca.

Anuncios

Al encontrar este ser amado, esa persona que nos complementa a la perfección, es muy probable que las cosas vayan de una manera perfecta casi imposible de creer la perfección, sin embargo puede que otras veces no sea así, no todos coreemos con la misma suerte y debemos dejar ir a esta persona tan especial.

Muchos dejan ir a esta persona y pies siguen con si vida y dejan a tras todos los momentos vividos y pues simplemente continúan y se buscan a alguien más a ver si la suerte se pone de su lado y todo funciona sin embargo hay muchos otros que se estancan en el mismo sitio, y no se animan a conocer a nadie más, pues para ellos esa persona era única y era la perfecta para ellos. ¡Vaya desastre!

La ciencia nos sorprende: relaciones de parejas

En muchas situaciones pues hemos sido testigos de como una persona conoce, se enamora y de un momento a otro deja ir o no, a esa persona que tanto quiso en un determinado momento o que aún lo sigue haciendo, muchas veces cerrar un ciclo no es tan fácil como tú o como yo lo pensamos, puede requerir de esfuerzos.

El conocer a alguien especial sin duda nos hace sentir muy bien durante los momentos que pasamos junto a esa persona sin embargo la felicidad no nos deja pensar en cómo nos podremos sentir cuando esa persona en un determinado momento se le ocurra irse y dejarnos, sin importar que tan enamorados estemos nosotros a su lado.

Tanto hombres como mujeres han sufrido alguna vez en su vida algún problema donde la pareja que tenían sin más que decir solo se aleja y pues se da por terminada la relación y en ese justo momento es cuando nos preguntamos qué es lo que hemos hecho mal y en buscar una forma de remediar la situación y ver su así logramos que nuestro compañero o compañera regrese a nuestro lado.

Este hecho de intentar arreglar las cosas con nuestra antigua pareja es algo sumamente común y es que es verdad, hay veces que tiene solución sin embargo hay que estar siempre conscientes de que lo que ya terminó pues ya debe dejarse ir por más que duela ¿Para qué insistir en algo o en alguien que puede resquebrajarse nuevamente? La verdad es que muchos corren con la suerte de que todo les funciona de las mil maravillas luego de “reencontrarse” pero hay otros que les va como el infierno, es decir, terrible, los problemas son peores, en fin hasta llegan a arrepentirse de haber buscado a esa persona nuevamente.

Anuncios

A pesar de que sabemos esto, somos muchos quienes mantenemos el hábito de cuando tenemos pareja terminar y volver si es posible hasta 100 veces o las veces que se considere que sea necesario pero esto además de demostrar a los demás que somos unas personas masoquistas, genera problemas de convivencia con la pareja y no solo eso sino que la ciencia ha comprobado que afecta nuestra mente.

Aunque suene algo bastante extraño o absurdo, o como quieras considerar este hecho, la Universidad de Missouri en Estados Unidos ha comprobado que el terminar y volver con tu ex las veces que te plazca puede desencadenar una serie de problemas mentales, es decir, daña la salud mental de las personas, independientemente de la edad, raza o s3x0, daña a todos por igual.

Esta investigación llevada a cabo en dicha universidad comprobó que el hecho de romper tiene un patrón y el de volver o regresar con tu pareja tiene otro patrón los cuales pueden llegar a afectar la salud mental de cualquier ser humano que tenga tal costumbre de terminar y volver con su “ser amado”.

Los expertos que llevaron a cabo esta investigación afirman que al menos un 60% de las personas adultas de hoy en día han estado en este tipo de situaciones en las que terminan y regresan con la misma pareja, u esto no deja exentos a los famosos puesto a que muchos han confirmado haber roto y reconciliado nuevamente al menos por una vez en su vida.

Es importante acotar que este estudio se llevó a cabo con parejas reales que pues tenían este patrón de reconciliarse y romper y de nuevo reconciliarse, y otras parejas que no tenían este hábito. Los resultados luego de revisar las estadísticas comprobaron que las parejas que solían terminar y reconciliarse, eran más propensas a que alguno de los dos fuese víctima de abuso de su compañero, la comunicación entre ellos no era la adecuada, es más se puede considerar como deficiente, no se mostraban comprometidos, los niveles eran bajos; todo esto lo afirmó la profesora asistente de desarrollo humano y ciencias de la familia de dicha universidad, Kale Monk.

A pesar de que puedas creer que pues tu pareja sigue sintiendo algo por ti o que tú sigas totalmente enamorado de ella pues lo mejor es que dejes de hacerlo, casi nunca es una buena decisión aunque se han dado oportunidades en donde la pareja se compromete más luego de haber roto y haberse reconciliado, no todo es malo, lo malo sería acostumbrarse a hacerlo más de una vez y en cortos plazos.

El estudio también llevó a cabo una encuesta junto a Brian Ogolski y Ramona Oswald quienes son coautores de la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign, en la que Monk colaboró en el análisis de resultados y este manifestó que las personas que terminan y se reconcilian a menudo tienden  a mostrarse más angustiados a nivel psicológico, presentan depresión y ansiedad.

Si te ha gustado este post te invitamos a compartirlo.

Anuncios